Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Docentes de la FAD reconocidas por innovación tecnológica en las aulas

Se trata de María Inés Zaragoza y Valeria Señorans de la cátedra “Taller de Grabado”. Te invitamos a conocer su experiencia en la virtualidad, el vínculo con sus estudiantes en contexto pandémico y qué piensan sobre los nuevos escenarios educativos.

23 de febrero de 2022, 12:27. Por: Amparo Mellado, becaria del programa de Divulgación científica de la UNCUYO..

Docentes de la FAD reconocidas por innovación tecnológica en las aulas

Ampliar imagen


Conversamos con las docentes María Inés Zaragoza (MI en adelante, Profesora Adjunta) y Valeria Señorans  (V en adelante, jefa de Trabajos Prácticos) quienes obtuvieron el segundo lugar en el concurso “Incentivo a la innovación con TIC en el aula - Edición Pandemia” realizado por la Dirección de Educación a Distancia e Innovación Educativa de la Secretaría Académica del Rectorado. Nos cuentan cuál fue su experiencia con la virtualidad, el vínculo con sus estudiantes en el contexto pandémico y qué piensan sobre los escenarios educativos en la actualidad.

El proyecto que presentaron desde la cátedra “Taller de Grabado” consistió en relatar la experiencia desarrollada en educación virtual durante el año 2020 y principios del 2021. Aseguran que el mayor desafío fue poder transferir e implementar prácticas propias de la dinámica de taller, con materiales, herramientas e infraestructura específicas a un formato netamente virtual. Atravesado no sólo por las diferencias en la accesibilidad tecnológica propia y de cada estudiante, sino también por un contexto mundial de crisis sanitaria.

 

      ¿Cómo fue el proceso de acercamiento a las herramientas tecnológicas desde el trabajo docente? ¿Tuvieron que formarse en cuanto a herramientas informáticas, aplicaciones y plataformas?

V: Si bien contábamos con conocimientos previos de herramientas y aplicaciones tecnológicas, nuestra experiencia en mediación pedagógica virtual era escasa. Afortunadamente contamos con el apoyo del Área de Tecnologías para el Aprendizaje y la Comunicación de nuestra facultad, que nos proveyó de las herramientas y la asistencia necesarias para poder construir el escenario virtual que nos brindó el punto de partida para sistematizar y compartir la experiencia pedagógica.

 

       ¿En que se basó su propuesta de cátedra en relación al contexto de virtualidad? ¿Qué recursos utilizaron para adaptarse a este nuevo escenario?

MI: Como innovación destacamos la inclusión de trabajos prácticos temáticos en la dinámica de enseñanza. En su mayoría contaban con una primera etapa de desarrollo conceptual a través de temas relacionados con la situación contextual, como una manera de generar un espacio de reflexión y encuentro, y una segunda etapa de desarrollo técnico específico para motivar al estudiante a investigar e indagar sobre metodologías y recursos propios para la producción gráfica. Luego se incorporaron las puestas en común en los encuentros sincrónicos en los que analizábamos los trabajos entre todos. La metodología fue evolucionando a medida que entendíamos cuáles eran las necesidades de los estudiantes, tratamos de adaptarnos y tener en cuenta sus sugerencias. 

Otro de los recursos que incorporamos fue una biblioteca virtual común a todas las aulas, en la que compartimos contenidos elaborados por nosotras y por la Profesora Leticia Burgos. Dicho espacio tuvo una buena recepción por parte de los estudiantes, ya que frente a dudas pueden recurrir a él o reforzar conocimientos.

Utilizamos herramientas para desarrollar, registrar y editar contenidos (Microsoft Office, Adobe Photoshop, Adobe Illustrator, Adobe Premiere). Para compartir contenidos e interactuar empleamos Moodle, WhatsApp, Gmail, Drive, Padlet y You Tube.
 

  Entendiendo la relación que las personas y específicamente las nuevas generaciones de estudiantes mantienen con las tecnologías ¿Cómo fue la recepción de sus estudiantes ante esta innovadora manera de relacionarse con los contenidos?

V: En general los estudiantes valoraron de manera positiva el desempeño de la cátedra, destacando una mejora sustancial en el primer semestre del año 2021, respecto del anterior. Pensamos que haber adquirido un conocimiento más profundo sobre el uso de las herramientas TIC, y las formas de sistematizar y transmitir los contenidos, han colaborado en esta ponderación. 

Según sus testimonios el taller presencial es un espacio de encuentro irremplazable, compartir conversaciones y procesos, extrañaron el olor a tinta y el hecho de descubrir juntos los resultados de una matriz al pasar por la prensa y dejar su estampa sobre el papel. Sin embargo, llegamos a la conclusión de que la virtualidad ha sido beneficiosa porque constituyó un desafío y no un obstáculo que nos paralizó. 

 

 Pensando en la relación que este contexto expuso sobre tecnología y educación ¿Cómo consideran que continuará esta relación en la actualidad?

MI: Este contexto nos permitió modificar la propuesta educativa y desarrollar contenidos que permanecerán más allá de la pandemia. Ha contribuido en los procesos de enseñanza-aprendizaje, además de brindarnos una nueva perspectiva para desarrollar la currícula y la posibilidad de dar continuidad a nuestra labor.

La pandemia ha dejado a muchos estudiantes sin posibilidades de permanecer en el sistema. Sin embargo hemos observado que, no son pocos los que a pesar de la distancia física y las limitaciones, hicieron un recorrido personal que les permitió indagar, explorar, resolver y sobreponerse a la adversidad. 

V: Aspiramos a que de ahora en más, la modalidad virtual sea parte de nuestra dinámica de taller junto con la práctica presencial. El reto, aún vigente, motiva a la permanente búsqueda de alternativas y caminos que permitan dar continuidad a la mediación pedagógica y velar por el derecho a la educación.

 

Sobre los incentivos “INTICA”

Por medio de esta convocatoria se buscó premiar el esfuerzo realizado por el sector docente de la universidad para adaptarse a la modalidad virtual, durante el periodo de emergencia que impuso el COVID-19.

El jueves 2 de diciembre por el Canal de YouTube la Secretaría Académica del Rectorado de la Universidad Nacional de Cuyo, fueron anunciados los ganadores. Fueron 28 proyectos presentados en dos categorías, de los cuales resultaron seleccionados en la categoría 1, destinada a docentes de espacios curriculares de Nivel Superior, nueve personas.  Las mismas recibieron premio en dinero, diploma acreditativo y licencias EDU PRO donadas por la empresa Genially. Además se entregaron 17 diplomas de finalistas a los participantes, quienes, por otra parte, integrarán la publicación digital que se editará próximamente.

 

 

 

 

 

 

 

Prof. María Inés Zaragoza

Prof. María Inés Zaragoza

Prof. Valeria Señorans

Prof. Valeria Señorans