Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Se cumple un nuevo aniversario de la inauguración del Edificio de Docencia

Celebramos un nuevo aniversario del edificio de Docencia -reconocido por nuestra comunidad, también, como edificio de diseño-. El mismo fue inaugurado el 7 de septiembre de 2001 y alberga una historia fundamental para la trayectoria de la Facultad de Artes y Diseño.

09 de septiembre de 2022, 10:37.

Se cumple un nuevo aniversario de la inauguración del Edificio de Docencia

Ampliar imagen


El edificio de Docencia cumple 21 años y en esta nota haremos un homenaje a la historia que dio vida a su aniversario. Para ello conversamos con el profesor emérito Edgardo Castro quien dirigió la carrera de Diseño Gráfico hasta el año 1996 y tiene más de 50 años formando parte de nuestra casa de estudios. 

Probablemente, la mayoría de nuestrxs estudiantes piense que la estructura edilicia de la facultad siempre fue como la conocemos actualmente. Pero lo cierto es que hasta hace poco más de 20 años las carreras de Cerámica, Artes Visuales y Diseño funcionaban todas en el edificio de Talleres, también conocido como “los galpones”.

Entonces la necesidad de ampliar los espacios y mejorar las condiciones de infraestructura para aportar a la calidad educativa, hizo que en el año 1999 la Dirección de Obras de la Universidad Nacional de Cuyo comenzara el proyecto que sería inaugurado en el año 2001 durante la gestión de Gustavo Andrés Kent y Eliana Molinelli.

Quienes pertenecemos al campo de las artes sabemos que el diseño arquitectónico cuenta más que sus aspectos funcionales para el desarrollo de las actividades humanas. Así es como este edificio fue pensado con voluntad integrativa, para que las diversas disciplinas que se dictaran en él se vincularan y retroalimentaran.

Inspirado en la corriente artística de la Bauhaus -cuyo espíritu está vinculado a la modernidad, a la idea de crear con rebeldía y libertad, a la voluntad de ruptura y cambio- el diseño de la planta de este edificio está conformada por figuras geométricas: rombos en los que funcionan el Aula Magna y la Biblioteca, cuadrados que conforman el conjunto de aulas, y el círculo la zona central, sumado a una  gran cantidad de superficie vidriada que permite el aprovechamiento máximo de luz natural. 

Según el Profesor Castro: Lo que cambió con la construcción de este edificio y el traslado de las carreras es que comenzaron a interactuar las distintas especialidades. Algo que debemos empezar a valorar, ya que, anteriormente, las carreras estaban separadas y fragmentadas. Esta inauguración es un hito para la FAD en tanto favoreció el roce de las distintas carreras,  ayudando a que la diversidad de las mismas amplíe sus horizontes disciplinares, atravesando los límites de cada una y desafiando la cerrazón. Observo esto con alegría cada vez que veo a lxs estudiantes interactuando en los pasillos, en las aulas o en los jardines, mirándose y reconocinéndose cada unos desde su hacer específico.

Es un honor para nuestra institución hacer de la memoria un hecho vivo que abrace y acompañe a toda nuestra comunidad. Para construir el presente, es necesario conocer la historia de los lugares de pertenencia. Es con ese espíritu que la FAD rinde este homenaje.