Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Buscarán estimular la sensibilidad y creatividad desde lo cotidiano

Cintia Boroni dictará el taller "Un lapso en la cotidianeidad. Diarios y bitácoras de exploración visual" que durará 5 encuentros a concretarse entre septiembre y octubre en la FAD.

11 de agosto de 2022, 20:53.

Buscarán estimular la sensibilidad y creatividad desde lo cotidiano

Ampliar imagen


"Un lapso en la cotidianeidad. Diarios y bitácoras de exploración visual" es el título de esta nueva actividad de complemento curricular cuya invitación nos acerca la Secretaría de Extensión y Articulación Social. Se desarrollará los lunes 5, 12, 19, 26 de septiembre y 3 de octubre de11 a 13 h en el Aula 4, edificio de Docencia FAD.

La actividad es gratuita para estudiantes de grado y personal de apoyo académico FAD. Docentes y egresados FAD: $ 500 Externos: $ 700. La preinscripción se puede completar hasta el 29 de agosto (inclusive) o hasta completar cupo, a través del siguiente enlace: https://forms.gle/Eo8RnVdnXmHXJmUL6

 

Taller "Un lapso en la cotidianeidad. Diarios y bitácoras de exploración visual". A cargo de Cintia Boroni

El taller convoca a transitar por la experiencia lúdica y sensible que implica el desarrollo de diarios y bitácoras visuales. El principal interés de la propuesta es habilitar un espacio-tiempo en la cotidianeidad para estimular y alimentar la sensibilidad y el pensamiento creativo de les participantes. Las bitácoras y diarios serán los dispositivos para impulsar diversas estrategias de indagación y exploración en el lenguaje visual, las cuales se podrán realizar mediante diferentes técnicas, soportes y formatos. Pero también, permitirán conformar un repositorio de las investigaciones realizadas, un archivo visual singular, íntimo y compartido, para activar y resignificar en futuros proyectos.

“Un lugar y un tiempo que se abren como hueco para dar ocasión al juego, y cierta extrañeza, cierta inquietud, como de quien va a entrar en territorios desconocidos” (Graciela Montes, 1999)

En el texto “Juegos para la lectura” la autora establece un paralelismo y una serie de relaciones análogas entre el jugar y el quehacer artístico, allí describe las características y las situaciones comunes que acontecen en ambas actividades. Montes señala que el ingreso a ambos territorios se da en una ocasión particular, tanto en un espacio como en un tiempo propicios.
Habla del lapso como ese momento y ese lugar que se abren en la cotidianidad para que en ellos suceda “algo diferente, algo gratuito e intenso”. El lapso como puerta, como umbral, que al cruzarlo emergen las consecuencias y aparece allí el espacio desconocido, la inquietud y extrañamiento de todo a nuestro alrededor. Es así que la autora describe que tanto las iniciaciones de los juego como de las producciones creativas están teñidas por cierta excitación desordenada y caótica propias de ambas instancias.

Tanto los juegos de niñes como las acciones que impulsan la creación artística, han estado vinculadas a aspectos emocionales de sus hacedores, como ámbitos de expresión, de liberación de los sentimientos más profundos. Sin embargo, la autora plantea que el territorio del juego y del arte, “aunque ligado de mil maneras a la subjetividad de quien juega o crea, tiene su autonomía y sus reglas”. Montes señala que ambas actividades están impulsadas por un profundo interés en el jugar o en el crear. Y son las reglas, las leyes que emergen en el hacer, las que comienzan a crear ese universo y a configurar el juego o la obra en sí. En ambos casos, los recursos aprendidos con anterioridad, les referentes, los marcos artificiales, las consignas y las propuestas de juego son las redes de protección que permiten impulsar la acción, sortear el vacío y aliviar el temor al caos. Para luego cortar amarras e iniciar la búsqueda de la propia voz, de lo auténtico y singular que hay en une.

La elección de bitácoras y diarios, en sus múltiples y diversos formatos, se fundamenta principalmente por su característica de dispositivo simple y accesible. Construir un soporte en formato de libro, libreta, rollo, leporello, entre tantos otras posibilidades, demanda, en un primer momento, poner a disposición elementos cotidianos, encontrados y/o recuperados. Laprecariedad de los recursos habilita la oportunidad del juego y desplaza el miedo al fracaso, a arruinar o malgastar una herramienta o material costoso. A su vez, la cualidad de transportable, permite crear ese “lapso en la cotidianidad” sin grandes requisitos de espacio y tiempo. Claudia del Río (2021) comenta a propósito de sus diarios internos, que la necesariedad de continuar con su proceso creativo la llevó a encontrar en estos formatos una manera de no interrumpir su producción artística cuando estaba de viaje. Halló, en las libretas y cuadernos, una posibilidad siempre a la mano de registrar el impulso.

Una bitácora diaria de exploración visual es una poderosa herramienta porque con escasos requisitos de materiales, espacio y tiempo, presenta grandes ocasiones para transitar por experiencias significativas y contribuir a un pensamiento divergente. Eisner (2002) destaca cómo el quehacer creativo implica comprender que no hay caminos ni respuestas correctas ante un mismo problema, por el contrario, ese campo abierto de posibles soluciones habilita la flexibilidad y la adaptación a las nuevas ideas y a los imprevistos que surgen. En ese sentido, Robinson (2006) señala cómo aprender de los errores implica también cultivar y educar el pensamiento creativo, ya que éstos suponen siempre instancias disparadoras de búsquedas de alternativas y de originalidades. Por esa razón, las bitácoras y diarios se convierten en un excelente dispositivo para recopilar el camino de un crecimiento o viaje visual, como testigo de los aciertos, de los ensayos fallidos, de los descubrimientos y los intereses de un momento.

Objetivos
● Estimular la sensibilidad y el pensamiento creativo de les participantes a través de la producción de diarios y bitácoras visuales.
● Impulsar la experimentación de diversos soportes, formatos y técnicas de exploración del lenguaje visual, plasmadas en diarios y bitácoras.
● Promover entre les participantes el intercambio de saberes y la creación conjunta de conocimientos.
● Propiciar la búsqueda de una mirada personal y un hacer singular.

 

Cintia Boroni es egresada de la carrera de Diseño Textil en la FADU-UBA. Especialista y diplomada en Educación y Nuevas Tecnologías por la FLACSO-Argentina y diplomada en Artes y Educación por la UNSAM.
Desde el 2007 asiste a talleres, clínicas de obra y programas vinculados a las artes visuales. En relación a su obra, desarrolla de manera cotidiana la producción de diarios para la exploración íntima y poética del lenguaje visual. Actualmente investiga las posibilidades dialógicas entre el collage, el dibujo, el lenguaje textil y la imagen fotográfica.