Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Por qué es tan valioso el mural en la Escuela Campesina Agroecológica de Jocolí

Finalizó la intervención, realizada en el marco de un proyecto Mauricio López, en la que participaron estudiantes y docentes de la FAD junto a miembros de la comunidad lavallina y otras instituciones educativas. En esta crónica te invitamos a conocer la historia que demuestra la importancia simbólica de estas manifestaciones artísticas.

06 de agosto de 2021, 18:01.

Por qué es tan valioso el mural en la Escuela Campesina Agroecológica de Jocolí

Ampliar imagen


La semana pasada compartíamos información sobre la Clínica de Muralismo dictada por Bernardita Sempio. Desde el área de Comunicación de la FAD, conversamos con la profesora Emilia Greco para conocer de fondo este trabajo.  

Emilia coordina un proyecto de extensión Mauricio López desde el cual se articula con la Unión de Trabajadores Rurales sin tierra (UST), especialmente con la Escuela Campesina de Agroecología ubicada en un predio en Jocolí, Lavalle, donde también funciona una rama de la UST que es el Centro de Educación , Investigación y Formación Campesina. En ese predio se construyó un aula con espacio suficiente para distintas actividades. “Había quedado una gran pared blanca que desde el año pasado se viene pensando en hacer un lindo mural que refleje temáticas vinculadas con la organización social, la lucha por tener territorio y agua para producir, la lucha por producir alimentos de manera armónica con el medio ambiente, también la defensa de derechos de los campesinos", comentó Emilia.

Entre esas banderas que tiene la UTS, también está el acceso a la educación ya que es un problema detectado desde el inicio de la organización en el 2001, tanto en puesteros y puesteras como en sus familias. Esto generó que se comenzaran distintos procesos educativos para acompañar esas realidades, desde la educación popular.

Así nacen las escuelas de gestión social cogestionadas entre una organización social y el estado, con regímenes de cursado especiales y de convivencia, donde todos participan de las tareas cotidianas.

De esta manera surge la Escuela Campesina de Agroecología reconocida por el Estado, cuyo apoyo económico que recibe varía según las diferentes gestiones. El trabajo cotidiano principalmente se realiza desde la solidaridad de distintos actores involucrados: docentes, egresados, estudiantes, familias y colaboradores.

Además de pensar en un CENS se advirtió la necesidad de avanzar hacia la educación superior en el campo, lo que llevó a articular con institutos. Actualmente funcionan tres trayectos: un profesorado en Educación Primaria; otro orientado a la producción agro- ecológica y otro de Veterinaria.

Ningunos de estos trayectos incluye educación artística ya sea por fondos escasos como por los espacios en la currícula. Desde el 2018 se desarrollan talleres de teatro, música, de fotografía, de fanzines y de artes visuales. Si bien no pudieron concretarse durante el 2020, se apoyó a la actividad docente en el traspaso a la virtualidad. Sin embargo este no fue un proceso satisfactorio debido a la falta de acceso conectividad y de comodidades básicas por parte de la comunidad. Al regreso en el 2021, se dio prioridad a espacios curriculares lo que dilató hasta julio el dictado de talleres. El taller de fanzine (que integra dibujo, diseño, texto) permitió reflejar a través de este formato los contenidos curriculares, pudieron implementarlo en sus trabajos prácticos y evaluaciones.  

 

Llegamos al mural

Antes de las vacaciones se abrió la posibilidad de concretar el mural en coordinación con una profesora del Instituto Tomás Godoy Cruz, Nuria, gracias a quien se pudo contactar a Bernardita.

Con la colaboración de la Dirección de Carreras de Artes Visuales y la Coordinación de PSE se pudo apoyar la actividad y llegar a más personas interesadas en sumarse a esta propuesta. Emilia Greco sostiene que "esto fue posible por la visión común, tanto desde el proyecto como desde la FAD, en entender al arte en su vinculación con la sociedad, como parte de ciertos procesos que se dan en territorio".

Berni se reunió en primera instancia con miembros de la organización para decidir el diseño del mural y a partir del posterior conversatorio se trabajó en territorio. Participaron muchos estudiantes de Instituto Godoy Cruz y de la FAD, al igual que personas que se acercaban a las actividades de la escuela intervenían en el mural, dirigidos por Bernarda, quien fue muy generosa con sus materiales y conocimientos. “Sucedieron cosas muy bonitas como reencuentros de personas que hace mucho no se veían. Se trabajó al aire libre, cumpliendo todos los protocolos. Ayer se inauguró el mural con la presencia del flamante secretario de Extensión de la FAD, Javier Falcón”, concluye Greco.

 

Resumen: Clínica de Muralismo como producción dentro del Arte Público

Instituciones que participan: IESDyT 9-002 Tomás Godoy Cruz, CEFIC-Tierra y FAD/UNCuyo

Coordinación: Marta Greco (UST), Nuria Armesto y Andrea Mazzini (IESDyT 9-002 Tomás Godoy Cruz), María Emilia Greco (FAD/UNCuyo)

Docente Tallerista: Bernardita Sempio (@bernichempio)

Bernardita Sempio, muralista egresada de Escuela Nacional de Bellas Artes Manuel Belgrano, docente, integrante de la red latinoamericana de arte público feminista "Mboyere Pora"

El objetivo de este proyecto fue llevar adelante un taller de mural intensivo. Experimentar la construcción de un mural de manera comunitaria, a partir del uso de diversas herramientas compositivas que nos servirán como método. Se trabajó conceptos como el dibujo vectorizado, noción de estructura, color intencional, el valor como parte de la composición, la textura como simbología del contexto, el espacio, el diseño y la arquitectura de los muros, el contenido conceptual. Fueron contemplados todos los momentos que se transitó en la experiencia para poner en valor el proceso de un mural comunitario.

Contemplar los resultados colectivos

Contemplar los resultados colectivos

El proceso de creación

El proceso de creación