La Facultad de Artes y Diseño acompañó el homenaje a Jorge Marziali

09 de agosto de 2017, 13:39.

La Facultad de Artes y Diseño acompañó el homenaje a Jorge Marziali

Ampliar imagen


Familiares, amigos, seguidores, hacedores del mundo cultural y organismos institucionales formaron parte de una jornada de recuerdos en honor al gran cantautor mendocino, fallecido el pasado 9 de julio en Cuba, que se extendió desde las 10 hasta las 00 del viernes en la Legislatura.

El decano de la Facultad, profesor Drago Brajak, acompañó el viernes el homenaje al célebre trovador Jorge Marziali, que se realizó en la Legislatura con la presencia de sus familiares, autoridades provinciales, colegas y amigos del afamado compositor fallecido el pasado 9 de julio en Cuba.

A través de videos, imágenes, su música y la de sus amigos artistas, se celebró el recorrido de este referente de la cultura latinoamericana. La jornada, centrada en el quizá uno de los últimos juglares que dio Mendoza, que popularizó sus composiciones en diversos rincones del país y supo hacerse querer y respetar por sus pares músicos en Cuyo, muchos de los cuales participaron activamente, se extendió desde las 10 hasta las 00 del viernes.

En el marco del homenaje póstumo al cantautor guaymallino, el senador provincial Gustavo Arenas presentó un proyecto de ley para que la casa natal del artista sea un punto de referencia del folclore cuyano. Con ese fin, la iniciativa promueve que la histórica vivienda donde pasó los primeros años de su vida el gran trovador cuyano –fallecido sorpresivamente el 9 de julio en Cuba, a los 70 años– sea expropiada para crear allí un centro de referencia artística y cultural del folclore cuyano que lleve su nombre.

El juglar mendocino

Nieto de inmigrantes italianos y criollos, Marziali nació en el distrito San José, en Guaymallén. Comenzó su carrera en 1972, con la edición de una placa discográfica con cuatro obras. En 1976, se fue a Buenos Aires, pero mantuvo siempre una cercana relación con su Mendoza natal.

En 1983, grabó Como un gran viento que sopla; en 1986 fue el turno de Marziali cerca nuestro y se consagró con dos importantes obras: Los obreros de Morón y Cebollita y huevo. Posteriormente, en 1989 editó Marziali de diario con la presentación de la escritora María Elena Walsh. En 1999 lanzó Miradas, su cuarto álbum. En el 2000 apareció ¿Y por qué?, un disco con canciones para niños; en 2004, Padentrano y en 2007, San Lagente, con temáticas y ritmos urbanos.

En el 2010, publicó su primer libro de poemas El amor en otro sitio. Las dos orejas sirven: canciones…, es el segundo disco para chicos.

Su tesón con el género del canto popular y el rescate de nuestros ritmos como la cueca, polca y refalosa han mantenido a Marziali entre los artistas más queridos de la música argentina.