Inauguraron la Galería Fidel Roig Matons en Carreras Musicales

El viernes 10 de agosto a las 12 se realizó una ceremonia para celebrar el emplazamiento de las obras del célebre artista en el edificio de Música. La actividad fue organizada por la Colección de Bienes Artístico Culturales de la FAD (BACFAD).

10 de agosto de 2018, 11:55.

Inauguraron la Galería Fidel Roig Matons en Carreras Musicales

Ampliar imagen


El viernes 10 de agosto a las 12 el edificio de música fue sede de la inauguración de la Galería Fidel Roig Matons, organizada por la Colección de Bienes Artístico Culturales de la FAD (BACFAD). La Galería fue creada gracias a la donación de una serie de 32 retratos de compositores musicales por parte de la familia Roig a la Facultad de Artes y Diseño.

Con la presencia de familiares y amigos de Fidel Roig Matons, las autoridades de la Facultad, egresados, docentes y alumnos quedó inaugurada la Galería Roig Matons en las inmediaciones del edificio de música. 

A modo de cierre, el trío Barroso - Tulián - Romero interpretó obras de Albéniz, Hindemith y Piazzolla.

Sobre Fidel Roig Matons

Fidel Roig Matons (Gerona, 1885 – Mendoza, 1977) fue un destacado pintor y músico de cámara. Se formó en la Academia de bellas Artes de Barcelona y se radicó en Mendoza en 1908.

Tuvo destacada participación en la fundación y gestión de diversas instituciones artísticas y culturales de la región, fue miembro fundador de la Sociedad Orquestal de Mendoza (1922) y cofundador de la Academia Provincial de Bellas Artes (1933).

Como músico de cámara se especializó en la interpretación de violín y acompañó en concierto a Arthur Rubinstein. También se dedicó a la dirección coral en el colegio Nacional Agustín Álvarez y en el Centro Catalán (1911-31).

En 1925 comenzó a dedicarse completamente a la actividad plástica y docente en el Colegio Don Bosco. Se abocó principalmente a las obras costumbristas, paisajes, pinturas de historias y retratos. En la década del 20 realiza una serie de retratos en carbonilla de grandes compositores de la música occidental (1924-1928), y una serie en tinta china sobre didáctica del violín. Si bien en la década de 1920 sus obras se desarrollan en una corriente academicista con los años va tomando un estilo más variado y colorista, llegando a fines de los 30 a una etapa naturalista y realista.

En ese momento del artista crea retratos en carbonilla y óleo o pastel. Pone énfasis en el registro del fenotipo huarpe al pintar habitantes de las lagunas de Guanacache. Entre 1936 y 1950 realiza largos viajes a la cordillera para pintar su serie más difundida: “Paisaje épico”. Esta pintura histórica retrata la gesta sanmartiniana ambientada en los pasos de Uspallata, El Portillo y Los Patos.

Ha realizado numerosas exposiciones individuales (la primera en 1932), en su mayoría óleos, pero también pasteles, carbones y tinta china, destacando principalmente en el paisajismo y los retratos. Además comparte su carrera con Vicente Lahir Estrella, Juan José Cardona, Roberto Azzoni y Rafael Cubillos, entre otros.

Gran parte de su obra pictórica se encuentra en el Museo Emiliano Guiñazú y en el Honorable Concejo Deliberante de la Ciudad de Mendoza.