Historia

Por la Resolución de Rectorado Nº 351, en Marzo de 1980, se deja constituída en la Universidad Nacional de Cuyo, la Facultad de Artes con el objetivo primordial de jerarquizar los estudios de las disciplinas artísticas, en consonancia con la evolución que han tenido los organismos encargados de esta formación. Su estructura académica y administrativa unifica las Escuelas Superiores de Artes Plásticas, Diseño, Música y Teatro. Dicha Resolución se aprueba en acuerdo con el Decreto Nº 149/80 del Poder Ejecutivo Nacional.

Las Escuelas que se integraron en la Facultad funcionaron como organismos autónomos dependientes del Rectorado, y la existencia de algunas de ellas, data desde la creación de la Universidad Nacional de Cuyo (Artes Plásticas, Música y Teatro). Posteriormente, se crea la Escuela de Cerámica. Durante 18 años, la Facultad funcionó como un agrupamiento de las Escuelas de Artes Plásticas, Cerámica, Diseño, Música y Teatro.

El desarrollo de las Carreras de Diseño, y la trascendencia social que adquiere en este período, determina que en Diciembre del año 1998, el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Cuyo, por Ordenanza Nº 67/98, ordena ratificar la Ordenanza Nº 8/98 del Consejo Directivo de la Facultad de Artes, por la cual se cambia la denominación de la Facultad de Artes por Facultad de Artes y Diseño. Resulta pertinente capitalizar algunos de los considerandos de la Ordenanza Nº 8/98 puesto que hablan de los fundamentos epistemológicos desde los cuales se construye la especificidad de esta Unidad Académica:

  • Que la denominación actual de la Facultad de Artes expresa al conjunto de actividades y conocimientos que desarrolla una parte de la institución, pero no identifica a las actividades y conocimientos que se desarrollan en las carreras de Proyectos de Diseño.
  • Que la actual denominación no contempla a las actividades proyectuales que son el resultado de acciones planificadoras que conducen a programar, idear y prefigurar la "OBRA", sea ésta objetual o comunicacional.
  • Que la necesidad del cambio de nombre de la Facultad radica fundamentalmente en el sentido epistemológico con que se reúnen las actividades proyectuales en el término "DISEÑO".
  • Que epistemológicamente Diseño es la disciplina que mediante proyectos concibe formas o configuraciones que dan respuesta a necesidades del hombre.
  • Que por definición diseñar es proyectar las formas o configuraciones de aquellas cosas necesarias para la vida y el bienestar del hombre como individuo y como ser socialmente integrado, respondiendo a necesidades de tipo utilitario: el uso de objetos y la comunicación.
  • Que el Diseño es aceptado internacionalmente como la actividad que mediante una metodología proyectual conjuga disciplinas científicas y tecnológicas para satisfacer necesidades humanas.
  • Que la obra resultante del Diseño no vale por sí misma sino que su valor radica en la capacidad que tiene para ser utilizada por el hombre para satisfacer sus necesidades, mientras que la obra artística trasciende estas circunstancias.
  • Que mientras en las Artes la "OBRA" es una expresión movilizadora de emociones, sentimientos, ideas, valores cuya función principal es la estética; en Diseño la obra es una respuesta funcional a una demanda práctica del hombre que involucran lo cultural y lo simbólico cuya función principal es la utilitaria.

Durante el año 1999, a partir del diagnóstico de la estructura académica respecto a la departamentalización, se revisa y adecúa a las nuevas necesidades la misma. Así, se conforma una nueva ordenanza aprobada por Consejo Superior, la Nº 51/99 donde queda una estructura conformada por cinco conjuntos de carreras:

  • Artes Visuales. 
  • Cerámica. 
  • Música. 
  • Artes del Espectáculo. 
  • Proyectos de Diseño.