Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Embajadores de Cuyo en el Caribe

Estudiantes de la Facultad de Artes y Diseño y de otras facultades viajarán a Colombia para difundir los resultados del Proyecto De Pago en Pago. Durante el mes de julio presentarán un documental acompañado con interpretaciones musicales y charlas para poner en valor el cancionero popular de nuestro secano.

25 de junio de 2015, 13:16.

Embajadores de Cuyo en el Caribe

Ampliar imagen


Integrantes del Proyecto De Pago en Pago fueron invitados por la Fundación América en Mi Piel, de Colombia para presentar los resultados de su proyecto. 

El proyecto es una iniciativa que promueve la revalorización identitaria de la cultura de la zona del secano. Lo hace a partir de la realización de un documental que registra a los cantores y cantoras de las localidades de San José, Asunción, Lagunas del Rosario, El Cavadito, Villa Tulumaya y Costa de  Araujo. Esta expresión artística original de nuestra zona, fuente del nuevo cancionero cuyano, ha sido transmitida fundamentalmente de forma oral y muchas veces invisibilizada por los medios y las instituciones de la ciudad. El proyecto se propone aprender de estos saberes populares y colaborar en su registro y difusión. Esta puesta en valor, a partir de la realización del documental, problematiza sobre cuestiones que históricamente han sido poco consideradas. Específicamente, se pone en foco la invisibilización de la cultura, así como también los reclamos y problemáticas de las comunidades del secano (desertificación, titularidad precaria de la tierra, economía de subsistencia y otros) y la interrupción generacional en la transmisión oral del folclore como consecuencia del desarraigo de los jóvenes.

Coordinado por el Lic. Leopoldo Martí, docente de la Carrera de Música Popular, el proyecto forma parte de la Séptima Convocatoria de los Proyectos "Prof. Mauricio López". Es una continuación de lo realizado en la convocatoria anterior, momento de acercamiento y registro. Este año se busca volver a la comunidad y sostener los vínculos con las personas y repensar el acto de devolución de manera que se refleje el aprendizaje significativo.