Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

El arte es un Rayito de Luz

Durante el año 2014, se desarrolló el proyecto Rayito: Centro Artístico y Comunitario en el marco de los proyectos Mauricio López. Docentes y estudiantes de la FAD, junto a organizaciones sociales compartieron esta experiencia y se plantean una nueva etapa.

06 de noviembre de 2014, 13:19.

El arte es un Rayito de Luz

Rayito de luz es un Centro comunitario que comenzó a funcionar a partir de un proyecto Mauricio López y que tiene como protagonistas a docentes y estudiantes de la Facultad de Artes y Diseño. Los extensionistas desarrollan los talleres que dan vida a este espacio desde hace dos años abordando distintos lenguajes de ARTE.

Las actividades pretenden posibilitar la autogestión laboral a partir de medios cotidianos en la zona de Las Heras, donde funciona el Jardín Maternal Rayito de Luz. El propósito del proyecto fue crear un espacio de intercambio de experiencias artísticas e implementar talleres interdisciplinarios ligados a las disciplinas artísticas y sociales. La consigna es rescatar lo propio de la comunidad desde la determinación singular socio histórica en la cual se halla inmersa y con su particular cosmovisión del mundo, ejecutando estrategias de diseño y comunicación.

El proyecto tiene como  meta  quebrar la tendencia a la reproducción de un orden social injusto no solo en el acceso a las condiciones materiales básicas, sino y especialmente, en las posibilidades de desarrollar su capital cultural y simbólico postergado.

María Forcada, integrante del proyecto expresó que “en una primera experiencia en 2013 nos conocimos en un fuerte proceso de intercambio, no fácil, pero sí sostenido. Este año nos dimos cuenta que la demanda de la comunidad del jardín maternal no es asistir solamente al niño, sino también la posibilidad compartir fiestas, eventos, encuentros con las familias, encuentros entre nosotros”.

“Desarrollar tareas artísticas nos vuelve más seguros y transforma nuestras vidas en un momento de libertad que permite pensarnos desde un lugar diferente respecto de nuestras actividades y tareas ordinarias. Este nuevo sentido, en definitiva nos interroga sobre las formas de abordar el cómo vivir mejor entre todos y cómo priorizar los modos de compensar nuestras diferencias a partir de una ética que nos interroga sobre sujetos que hoy se sienten vulnerables” agregó Forcada.

Con respecto a la nueva etapa que se plantea el proyecto, la extensionista dijo que están listos para seguir solos. “Ya podemos expresar, vamos porque somos parte de esa comunidad y nos necesitamos para seguir construyéndonos como comunidad”. En este siguiente paso se proponen desarrollar en 2015 parte de lo aprendido a partir de la experiencia. “Reconocernos disfrutando” es el nombre del proyecto que comenzará a autogestionarse en El Plumerillo, Las Heras.
La asociación  sin fines de lucro Objeto-A tomará la posta en esta tarea, haciéndose cargo de la logística de trabajo y económica. Invitarán a participar a los alumnos y egresados de las carreras de la FAD para que se acerquen y compartan las actividades.