Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Concierto para flauta y orquesta de cuerdas

Será el Concierto Inaugural del III Festival Internacional de Música Académica Latinoamericana de los S. XX y XXI. En coincidencia con el Día Internacional de la Mujer, presentamos el CONCIERTO para Flauta y Orquesta de Cuerdas, de Leopoldo Martí, con la Orquesta Filarmónica de Mendoza, dirigida por la Mtra. Ligia Amadio. La cita es para 8 de marzo a las 21.30 en el Teatro Independencia.

07 de marzo de 2013, 10:04.

Concierto para flauta y orquesta de cuerdas

En el programa se ofrecerán obras de Camargo Guarnieri (a cargo de la cantante Martha Herr), el Concierto para Guitarra de Heitor Villa-Lobos (con María Isabel Siewers como solista) y el estreno de la Suite "Aconcagua", de Adriana Verdié.

A continuación, las notas del Programa sobre el CONCIERTO para Flauta y Orquesta de Cuerdas:

Compuesto por Leopoldo Martí en 2012 y dedicado a la flautista Beatriz  Plana, el CONCIERTO consta de tres movimientos, basados en géneros musicales de raíz folklórica argentina y sudamericana.

Comienza con el “Vals Venezolano”, elaborado a partir de las combinaciones rítmicas, tímbricas y texturales que realizan los típicos ensambles instrumentales venezolanos (con flauta, cuatro venezolano, guitarra y contrabajo), ahora trasladadas a la flauta solista y la orquesta de cuerdas. Recordando la concepción formal de los primeros tangos y chôros, este movimiento presenta 3 temas, combinando la riqueza rítmica con el vuelo de sus melodías.

Le sigue la “Milonga Pampeana”, género de gran lirismo, en el que la flauta despliega el típico canto de las llanuras argentinas, con melodías de gran aliento e introspección, mientras la orquesta presenta una trama que recuerda a los bordoneos y contrapuntos de los guitarreros de las pampas argentinas. Antes de concluir, la Flauta desarrolla una Cadencia. El último movimiento es el “Candombe”, en el cual el aspecto rítmico es el más relevante de la composición, desarrollando sus diversos elementos temáticos y diseñando así una estructura con diferentes climas. Se incluyen diversas técnicas extendidas en la flauta, las cuales se enmarcan en una textura en la orquesta de cuerdas, emulando los ritmos de los tamboriles del candombe uruguayo, pero dando a su vez novedosas sonoridades. También aquí se incluye una Cadencia de Flauta, en la que despliega numerosos recursos técnico-musicales, que procuran poner en valor las rítmicas, acentuaciones y posibilidades musicales de este género.